En un emocionante y polémico partido, Don Bosco empató contra Rincón

El Barrio lo ganaba 3 a 0 y terminó empatando en 4 ante su escolta el Deportivo Rincón. Otra vez Fernando Pettineroli estuvo encendido y clavó todos los tantos para su equipo. Los de Zapala siguen punteros con cinco de diferencia, pero con un partido más.

Emocionante y cambiante partido se jugó en la tarde de sábado en la cancha del Club Unión, donde Don Bosco hizo de local debido a una solicitud de los árbitros, y que posteriormente exigió la Liga de Fútbol de Neuquén.
Una gran cantidad de público se acercó a alentar a los dirigidos por Pitu Castro que llegaban como líderes del torneo y estaban ante la gran chance de estirar todavía más la diferencia ante los rinconenses. Sin embargo, ambos equipos tuvieron que conformarse con el punto, ya que el duelo terminó con un vibrante 4 a 4.
A los 2 minutos el feroz Fernando Pettineroli anotaba el primer gol de la tarde luego de una falla del arquero. Y nueve minutos más tarde volvería a aprovechar un rebote para empujar la pelota al fondo de la red y hacer delirar a los locales con el 2 a 0 a favor. La capacidad y eficacia goleadora del “7 bravo” no terminaría allí, ya que a los 41 se encargaría de poner el 3 a 0, que parecía lapidario.
Sin embargo, en el complemento el Deportivo Rincón se despertó. En parte, ayudado por la muy mala tarea del árbitro Gonzalo Escobar, que cobró una infracción en el área que no existió y Rueda se encargó de descontar al minuto del segundo tiempo.
A los 15 minutos sería el propio Rueda el que de tiro libre, tras una dudosa falta cobrada por el colegiado, estamparía un verdadero golazo para volver a descontar.
Más tarde, y en solo sesenta segundos llegaría el empate para la visita, y rápidamente un nuevo gol de Don Bosco. El autor del tanto sería Pettineroli, que alcanza la cifra de 18 goles en el torneo.
La historia no acabaría allí. Nuevamente Escobar pitaría falta en el área, en este caso del arquero Bravo. Penal ejecutado con rudeza, el arquero que tapa pero no alcanza a desviar la trayectoria y final 4 a 4.
Pese a la amargura por el empate, y la bronca por el sospechosos arbitraje de Gonzalo Escobar, Don Bosco sabe que depende de si mismo. Le quedan tres finales para cumplir con el objetivo con el cual sueña todo el pueblo azul y blanco.

Hechos de Zapala

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.