DECIME CAMPEON

Don Bosco le ganó a Alianza por 3 a 2, y como su escolta Rincón perdió, los zapalinos descorcharon con una fecha de anticipación. Una multitud dijo presente para celebrar con los jugadores que dieron la vuelta olímpica en la cancha de su eterno rival. De ésta forma, cortó una racha de 15 años sin títulos.

Era una fecha que podía decretar la coronación del Barrio. Pero para que eso suceda se tenían que dar dos resultados. Y eso ocurrió. Don Bosco jugó en cancha de Unión ante Alianza, y en un duro y emocionante partido hasta el final lo derrotó por 3 a 2.
La historia no comenzó para nada sencilla, ya que a los 23 minutos Darío Villagra anotó de cabeza el primero del partido para la visita. En un primer tiempo con el viento como protagonista, los locales nunca pudieron hacer pie y generaron poco peligro en el arco rival.
Ya en el complemento, el equipo zapalino lució de una mejor forma. En parte producto del empate rápido con el primer golazo de la tarde, el cual estuvo a cargo de Lucas Maya. A los 14 volvería a entonarse otro grito de gol de parte de los locales. El experimentado Miguel Grandi se encargó de clavar un terrible zapatazo desde lejos para dar vuelta el resultado y poner al Barrio por primera vez arriba en el partido.
Además, desde Neuquén llegaban buenas noticias con la derrota de Rincón 1 a 0 ante Independiente. Con ese resultado, los dirigidos por “Pitu” Castro se coronaban después de 15 años sin celebraciones.
A los 28 minutos quien empezó a liquidar la historia fue Manuel Rojas, que con una corrida memorable se encargó de cruzar un zurdazo lejos del alcance del portero Bravo. A esa altura del partido la cancha era una fiesta. Las más de 1200 personas presentes celebraban la consagración. Pero, siempre hay espacio para el sufrimiento. Ya que faltando tres minutos para el cierre, Hernán Méndez (ex Don Bosco) puso el descuento para el “Gallito”.
Los 4 minutos que adicionó el árbitro Perticarini no fueron suficientes para que Alianza llegue al empate y postergue una fecha más la definición. Don Bosco hizo méritos no sólo en el partido, sino durante todo el año, para ser coronado como el mejor del Oficial de Lifune 2018.
El plus, fue que la vuelta olímpica se dio en la cancha de su rival de toda la vida, que aún no ha conseguido títulos en la liga de la Provincia.
Pese a la celebración y la felicidad del momento, Don Bosco no podrá relajarse como club. Debe encarar la última fecha contra San Patricio con mucha responsabilidad, para sumar muchos puntos que le permita evitar el descenso.

¡Salud, campeón!

Hechos de Zapala

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.