ANGELONI ACELERO EN LA COMARCA

Como se esperaba, si bien era la primera prueba con auto atendido por su equipo, Nicolás Angeloni hizo la diferencia con su Mitsubishi y ganó la general del Rally de Cutral Co, la quinta fecha del certamen neuquino que se cumplió ayer en una sola etapa.

La prueba, que tuvo dos tramos que se repitieron, fue muy dura, se registraron muchos abandonos y terminaron algunos invictos.

Angeloni estuvo en otra dimensión. Si bien no tuvo contra en el Grupo N-4, trató de bajar sus propios tiempos y terminó ganando con facilidad la general.

A Angeloni, quien se alista para volver al Rally Argentino en la Vuelta de la Manzana, lo escoltaron en la general Cristian Montero, Carlos Parada, Gustavo Rojas y Roberto Semper.

En la Clase A-6 se terminó el invicto de Diego Semper, quien abandonó. Hasta que se quedó fue superado por Montero, de gran regreso al Rally Neuquino.

La división fue una de las que más bajas tuvo y Montero fue escoltado por Marcos Rodríguez.

Semper peleó mano a mano con Montero, pero se pegó muy fuerte y rompió mucho su auto, con el que domina a voluntad en su categoría.

El campeón Carlos Parada regresó con todo en el Grupo N-2, después de faltar en la fecha anterior. Logró su tercera victoria con comodidad.

Segundo, en interesante regreso a la actividad, se ubicó Roberto Semper y finalizó tercero Daniel Mellado. Completaron Brian Torres, Eduardo Schneider y Cristian Neyssen.

Otra división que se quedó sin invicto fue la A-7, porque Alejandro Almeira rompió dos gomas en el comienzo de la prueba y no pudo recuperar el tiempo que perdió.

Ganó Néstor Almeira. Les sacó buena ventaja a Mario Carrizo y a Alejandro Almeira, quien a pesar que se quedó sin invicto, sigue primero en el certamen.

En la A-5 prolongó su invicto Gustavo Rojas. Otra vez estuvo intratable y su camino al título aparece como un simple trámite. Más atrás Orlando Wircaleo y Ricardo Constanzo.

Rojas ratifica en cada prueba su nivel, que no sorprende porque antes de desembarcar en esta división fue campeón en la A-1 y en el Grupo N-1, con una gran cosecha de victorias.

Desde que volvió al certamen neuquino se convirtió en uno de los pilotos más efectivos y no debería sorprender que consiga su tercer título en fila.

Otro invicto es Miguel Carbonell, quien cada vez anda más fuerte y cuenta con un auto tremendo. Es el gran candidato a ser campeón en el Grupo N-1. Aventajó a Javier Escuredo, a Jorge Macaya, a Walter Hamelau y a Matías Palacios.

En la A-1 se impuso Ariel Salazar, en impecable trabajo. Lo escoltaron Ernesto Merussi, Emilio Alberdi, Elías Imas y Marcelo Martínez. Abandonó Diego Campos, quien llegó a esta prueba como líder del certamen.

Foto Dario Martínez

DRN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.